Por Ana Cirera.

El contexto histórico plantea una serie de exigencias que las organizaciones (públicas y privadas) deben cumplir para permanecer en el círculo de la supervivencia. Así, una organización se posiciona desde una perspectiva de eficacia y competitividad si cuenta con un activo humano preparado y capaz de gestionar el cambio. La formación aspira al cambio sobre la base de:

  • las actitudes,
  • los comportamientos,
  • y los conocimientos.

Formación y conocimiento son, por tanto, conceptos diferenciados aunque están necesariamente vinculados.

La formación es parte sustancial de los procesos de cambio en las empresas y es conocido por parte de los agentes sociales, por lo que si el objetivo de la formación es crear y gestionar el conocimiento que permita adaptarse a las necesidades cambiantes que marca el entorno, el mercado, la legislación o la economía, debe partirse necesariamente de un concienzudo análisis y evaluación de la realidad sobre la que debe actuarse.

Es importante resaltar que el desarrollo de personas forma parte de la vida de la empresa como lo es el desarrollo de procesos productivos, así como la inversión en capital intelectual es tan crucial como la inversión en capital tecnológico o técnico. En este sentido, el desarrollo de talentos y su retención en las organizaciones se convierten en un objetivo esencial para la dirección de recursos humanos en cualquier empresa.

Pero formar debe entenderse desde una perspectiva de procesos.

Aunque la formación debe dirigirse al individuo, debe redundar sobre todo en los equipos y en la organización como un todo que persigue objetivos y metas comunes. En el caso, por ejemplo de la Administración Pública: el objetivo general de prestación de un servicio público de calidad y los objetivos específicos de cada área o departamento.

La formación debe, por tanto,  abordarse de forma que lo aprehendido no se traduzca en un hecho aislado en la vida profesional/personal de las personas, sino que redunde en la ampliación y mejora real del conocimiento global de la organización y genere mayor y mejor capacidad para tomar decisiones y adaptación al cambio.

Anuncios